Muchas personas han oído alguna vez acerca de la crisis de sanación y temen iniciar un tratamiento de Reiki por este motivo, generalmente es el desconocimiento acerca de cómo funciona esta energía lo que hace que te prives de sus beneficios.

Lo primero que me gustaría aclarar, ya seas nuevo terapeuta o quién va a recibir el tratamiento, es que la Energía Vital Universal es una energía inagotable además de “inteligente”, nunca vas a recibir más de la que tu sistema energético requiera y siempre llegará a donde sea necesaria; la crisis de sanación es algo que sucederá por el simple hecho de trabajar con esta energía en tu interior.
Pero en ningún momento canalizarás tu propia energía y tampoco te llevarás la energía del paciente o terapeuta a casa.

Algo muy diferente sucede con el “Efecto Diapasón”, que se puede llegar a dar si el terapeuta tiene algo que sanar con emociones similares a las que está sanando en el paciente.

Mucha gente ha manifestado que, al empezar a recibir Reiki, los síntomas que los llevaron a la sesión empeoraron.

Ya sea en la sesión de Reiki o si eres sintonizado en los cursos, debes saber que tus centros de energía se equilibrarán y tu cuerpo comenzará a sanar. Esto puede verse como una limpieza y puede darse por aprox. 21 días durante los cuales, puedes sentir algunas molestias.

Por lo tanto, la “crisis de sanación” es un proceso de purificación que nos lleva a la aceleración de nuestra evolución.

Frente a esta crisis, podemos rendirnos o continuar con la terapia para trabajar lo que vaya surgiendo; seguir con tus sesiones de Reiki va a ayudarte a encontrar la raíz del problema para trabajar en su solución y los síntomas desaparecerán.

El Reiki funciona sanando todos los niveles del ser humano por eso los síntomas pueden manifestarse de muchas formas:

la crisis de sanación

SÍNTOMAS MENTALES O EMOCIONALES:

  • Tristeza
  • Enojo
  • Miedo
  • Exaltación
  • Ansiedad

Estas manifestaciones nos dan la oportunidad de liberar lo que sentimos y trascender el estado de incomodidad que nos generan.

SÍNTOMAS FÍSICOS

  • Sed
  • Ganas de ir al baño
  • Sueño
  • Temblores
  • Incremento del sudor
  • Cuerpo cortado
  • Dolores de cabeza
  • Contractura

Recuerda, el cuerpo entra en modo limpieza y depuración.

Con Reiki sanamos cuerpo, mente, emociones y espíritu. Si aparecieran síntomas, necesitarás poner de tu parte para seguir trabajando en tu sanación (si realmente quieres curar determinadas heridas o aspectos de tu vida, claro).

De todas formas, no hay por qué temer, no todo el mundo experimenta la mencionada crisis de sanación. Así como tampoco TODOS los síntomas listados.

La sintomatología siempre dependerá de los problemas físicos, mentales o emocionales que cada uno posea.

En caso de que ya estés atravesando la crisis, no desistas, pronto pasará y te sentirás más feliz y pleno.

Por último, si tienes alguna duda, deseas una sesión o ser iniciado: contáctame.

Un cordial saludo, Grisel.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad